Tercio de mejora: libre disposición y mejoras en perspectiva




El Tercio de mejora es una figura legal que se utiliza en el ámbito de las herencias y sucesiones. Se trata de una porción de la herencia que el testador puede disponer libremente, mientras que los otros dos tercios están destinados a los denominados «herederos forzosos».

Los herederos forzosos son aquellos que tienen derecho a recibir una parte de la herencia por ley, sin importar la voluntad del testador. En España, los herederos forzosos suelen ser los hijos y descendientes del fallecido, así como el cónyuge viudo. El Tercio de mejora es la parte de la herencia que el testador puede destinar a otros beneficiarios, como otros hijos o incluso personas ajenas a la familia.

La libre disposición del Tercio de mejora permite al testador decidir quién recibirá esta parte de la herencia, sin tener en cuenta las legítimas de los herederos forzosos. Esto significa que el testador puede premiar a uno de sus hijos con una mayor porción de la herencia, o incluso designar a otras personas no vinculadas familiarmente como beneficiarios de esta parte.




Sin embargo, es importante tener en cuenta que la libre disposición del Tercio de mejora tiene ciertas limitaciones legales. Por ejemplo, no se puede privar completamente a los herederos forzosos de su legítima, que suele ser la mitad de la herencia en el caso de los hijos. Además, existen otras limitaciones y restricciones en función de las leyes y normativas de cada país.

En perspectiva, el Tercio de mejora puede resultar una herramienta útil para el testador, ya que le permite distribuir su patrimonio de acuerdo a sus deseos y premiar a determinadas personas. Sin embargo, es importante asesorarse adecuadamente antes de realizar cualquier disposición de la herencia, para evitar conflictos y posibles impugnaciones legales.

El tercio de mejora y libre disposición: ¿en qué consiste?

El tercio de mejora y libre disposición es un concepto que se utiliza en el ámbito del derecho sucesorio. Consiste en la distribución de la herencia de una persona fallecida entre sus herederos legales.

El tercio de mejora se refiere a una parte de la herencia que el testador puede destinar a uno o varios de sus herederos, con el objetivo de mejorar su parte de la herencia. Es decir, el testador puede decidir otorgar una porción de su herencia a uno o varios herederos en particular, con el propósito de aumentar su cuota hereditaria. Esta disposición se realiza de forma voluntaria por parte del testador y puede ser establecida en el testamento.

Por otro lado, el tercio de libre disposición es una parte de la herencia que el testador puede destinar a quien desee, sin tener en cuenta las normas de la sucesión legal. En este tercio, el testador tiene plena libertad para decidir a quién dejar esta parte de la herencia, sin importar si son herederos legales o no. El testador puede designar a cualquier persona o entidad como beneficiario de este tercio, siempre y cuando lo especifique en su testamento.

lll➤   Se puede abrir un testamento sin estar todos los herederos presentes.

Es importante destacar que el tercio de mejora y libre disposición no se aplica en todos los casos. En muchos países, existe una legítima o porción legítima, que es una parte de la herencia que está reservada por ley para los herederos forzosos. Los herederos forzosos son aquellos que tienen un derecho hereditario irrenunciable, como los hijos y el cónyuge. En estos casos, el tercio de mejora y libre disposición solo se aplica sobre la parte de la herencia que excede a la legítima.

División del tercio de mejora

La división del tercio de mejora es un concepto utilizado en el ámbito del derecho sucesorio. Se refiere a la distribución de la herencia entre los herederos legítimos, de acuerdo con la ley.

En el sistema de división del tercio de mejora, se establece que el testador tiene la facultad de disponer libremente de un tercio de su patrimonio, conocido como el tercio de libre disposición. Este tercio puede ser destinado a cualquier persona, incluso a alguien que no sea heredero legítimo.

Los otros dos tercios restantes conforman el tercio de mejora y el tercio de legítima. El tercio de legítima está destinado a los herederos forzosos, que son aquellos que tienen derecho a recibir una parte de la herencia de forma obligatoria. Estos herederos son los descendientes, ascendientes y el cónyuge.

Dentro del tercio de mejora, el testador tiene la posibilidad de designar a uno o varios herederos para que reciban una parte adicional de la herencia, conocida como mejora. Estos herederos no son forzosos, por lo que su designación es voluntaria y a discreción del testador.

Es importante destacar que la mejora no puede superar la mitad del tercio de mejora. Esto se debe a que el testador debe respetar la legítima de los herederos forzosos, que tienen derecho a recibir al menos la mitad de dicho tercio.

La división del tercio de mejora puede ser un proceso complejo, ya que implica considerar los derechos de los herederos forzosos y las decisiones del testador. Es fundamental contar con asesoramiento legal especializado para llevar a cabo esta división de forma adecuada y respetando la ley.

Derecho al tercio de mejora, ¿quién lo tiene?

El derecho al tercio de mejora es una figura legal que se encuentra en el ámbito del derecho sucesorio. Esta figura establece que un tercio de la herencia debe ser destinado obligatoriamente a los herederos forzosos, mientras que los otros dos tercios pueden ser distribuidos libremente por el testador.

lll➤   Vivo en casa de mis suegros: una nueva experiencia familiar

El tercio de mejora se reserva exclusivamente para los herederos forzosos, quienes son aquellos que tienen derecho a una porción mínima de la herencia, independientemente de la voluntad del testador. Estos herederos forzosos pueden ser los hijos, los padres y en algunos casos los cónyuges.

En el caso de los hijos, el derecho al tercio de mejora se divide a partes iguales entre todos los descendientes. Esto significa que si el testador tiene tres hijos, cada uno de ellos tendría derecho a recibir un tercio de la herencia como mejora.

En cuanto a los padres, el derecho al tercio de mejora se distribuye entre ellos en partes iguales, es decir, si el testador tiene ambos padres vivos, cada uno de ellos tendría derecho a recibir la mitad del tercio de mejora.

En el caso de los cónyuges, el derecho al tercio de mejora puede variar dependiendo del régimen matrimonial. En algunos regímenes, el cónyuge sobreviviente puede ser considerado heredero forzoso y tener derecho a recibir el tercio de mejora. Sin embargo, en otros regímenes, el cónyuge solo tendría derecho a recibir una parte de la herencia en usufructo.

Es importante destacar que el derecho al tercio de mejora no implica que los herederos forzosos sean los únicos beneficiarios de la herencia. El testador aún puede disponer libremente de los otros dos tercios de la herencia, designando otros beneficiarios o instituciones.

Si estás buscando asesoramiento legal en Tercio de mejora: libre disposición y mejoras en perspectiva, te invitamos a contactar con el despacho de abogados de Borja Fau. Con su amplia experiencia y conocimientos en la materia, te brindará la mejor atención y soluciones legales personalizadas. No dudes en comunicarte con él a través del teléfono 666555444. Para más información, puedes contactar con Loustau Abogados.