Qué trámites hay que hacer cuando una persona fallece?




Cuando una persona fallece, es necesario realizar una serie de trámites legales para dar cumplimiento a las disposiciones aplicables y asegurar una correcta gestión de los asuntos relacionados con el fallecimiento. Estos trámites varían dependiendo del país y las leyes locales, pero a continuación te mencionaré algunos de los más comunes.

En primer lugar, es necesario obtener un certificado de defunción. Este documento oficial es expedido por las autoridades competentes y certifica el fallecimiento de la persona. Este certificado es requerido para realizar otros trámites posteriores.

A continuación, es importante notificar el fallecimiento a las entidades correspondientes. Esto implica informar a la Seguridad Social, la compañía de seguros, bancos, empresas proveedoras de servicios públicos, entre otros, sobre el fallecimiento para que puedan proceder a realizar los trámites correspondientes.




En muchos países, es necesario obtener un permiso de entierro o cremación. Este permiso es expedido por las autoridades sanitarias y es necesario para llevar a cabo el sepelio o la cremación del fallecido.

Además, es importante realizar los trámites relacionados con el testamento y la sucesión. Si el fallecido dejó un testamento, es necesario presentarlo ante un notario o un juez para su validez y posterior ejecución. En caso de no haber testamento, se deberá proceder a la sucesión intestada, es decir, la distribución de los bienes del fallecido de acuerdo a las leyes de sucesión aplicables.

Otro trámite importante es el registro de las últimas voluntades. En este documento se registran las últimas voluntades del fallecido, como por ejemplo, la designación de un albacea o la forma en que desea que se realice su funeral.

Además de estos trámites legales, es importante tener en cuenta otros aspectos prácticos como cancelar o transferir las cuentas bancarias y tarjetas de crédito del fallecido, cancelar contratos de servicios y seguros, y gestionar el pago de impuestos y deudas pendientes.

Muerte en casa: ¿qué hacer?

Cuando nos encontramos con una muerte en casa, es importante actuar de manera rápida y eficiente para poder sobrellevar la situación de la mejor forma posible. A continuación, se presentan algunos pasos a seguir en caso de que nos enfrentemos a esta situación:

1. Llamar a los servicios de emergencia: Lo primero que debemos hacer es llamar al número de emergencia correspondiente de nuestro país (como el 911 en Estados Unidos) y notificarles sobre la muerte. Ellos enviarán a los equipos necesarios para asistirnos y brindar el apoyo necesario.

2. Contactar a un médico o forense: Dependiendo de las circunstancias de la muerte, puede ser necesario que un médico o un forense acuda al lugar para determinar la causa del fallecimiento. Ellos serán los encargados de llevar a cabo la investigación correspondiente.

3. Informar a los familiares y seres queridos: Es importante comunicar la noticia a los familiares y seres queridos del fallecido lo antes posible. Esto les permitirá comenzar a procesar el duelo y tomar las medidas necesarias para hacer frente a la situación.

4. Contactar a una funeraria: Una vez que se haya procedido con la investigación y se haya obtenido el permiso correspondiente, será necesario contactar a una funeraria para hacer los arreglos necesarios para el traslado del cuerpo y la organización del funeral o ceremonia de despedida.

lll➤   Heredero, sin pagar gastos de vivienda, genera controversia.

5. Notificar a las autoridades pertinentes: En algunos casos, será necesario notificar a las autoridades competentes, como la policía o el departamento de salud, sobre la muerte. Ellos podrán brindar orientación adicional sobre los pasos a seguir y cualquier requerimiento legal que deba cumplirse.

6. Buscar apoyo emocional: La pérdida de un ser querido puede ser un momento extremadamente difícil emocionalmente. Es importante buscar apoyo en familiares, amigos o incluso en servicios de asesoramiento o grupos de duelo para ayudarnos a sobrellevar el dolor y el proceso de duelo.

7. Realizar los trámites legales necesarios: En algunos casos, será necesario llevar a cabo trámites legales adicionales, como la obtención de certificados de defunción, la actualización de testamentos o la liquidación de bienes. Es recomendable contar con asesoramiento legal para asegurarnos de cumplir con todas las obligaciones legales correspondientes.

Comunicar fallecimiento a Hacienda es esencial

para cumplir con las obligaciones tributarias correspondientes. Cuando una persona fallece, sus herederos o representantes legales deben informar a Hacienda sobre esta situación, a través de un proceso llamado comunicación de fallecimiento.

La comunicación de fallecimiento es necesaria para que Hacienda tenga conocimiento de la situación y pueda proceder a actualizar los datos del contribuyente en su base de datos. Esto implica la cancelación de los impuestos pendientes y la liquidación de los impuestos correspondientes al fallecido.

Para realizar la comunicación de fallecimiento a Hacienda, se debe presentar una serie de documentos y formularios. Entre ellos, se encuentra el modelo 650, que es el documento principal para informar sobre el fallecimiento y los datos del fallecido. Además, se deben adjuntar otros documentos como el certificado de defunción y el certificado de últimas voluntades.

Es importante destacar que la comunicación de fallecimiento a Hacienda debe realizarse dentro de un plazo determinado, que suele ser de seis meses desde el fallecimiento. Si se supera este plazo, pueden generar multas y sanciones por parte de la administración tributaria.

Al comunicar el fallecimiento a Hacienda, se deben tener en cuenta varios aspectos importantes. Por ejemplo, es necesario informar sobre los bienes y derechos que forman parte de la herencia del fallecido, así como también sobre las deudas y obligaciones pendientes.

La comunicación de fallecimiento también es fundamental para que Hacienda pueda calcular correctamente los impuestos correspondientes a la herencia. En función del valor de los bienes y derechos heredados, se deberán liquidar los impuestos correspondientes, como el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Trámites bancarios tras fallecimiento familiar

Cuando fallece un familiar, es necesario llevar a cabo una serie de trámites bancarios para gestionar adecuadamente sus cuentas y patrimonio. Estos trámites son importantes para garantizar la correcta distribución de los bienes y cumplir con las obligaciones legales.

A continuación, se detallan algunos de los trámites bancarios más comunes que deben realizarse tras el fallecimiento de un familiar:

1. Notificar el fallecimiento: El primer paso es informar a la entidad bancaria sobre el fallecimiento del titular de la cuenta. Para ello, se debe presentar el certificado de defunción y la documentación requerida por el banco.

lll➤   Pueden obligarme a hacerme cargo de mi padre, ¿qué hacer?

2. Inventario de bienes: Es necesario realizar un inventario detallado de los bienes que formaban parte del patrimonio del fallecido. Esto incluye cuentas bancarias, inversiones, propiedades, entre otros. Este inventario servirá como base para llevar a cabo la liquidación de la herencia.

3. Cancelación de cuentas: Una vez notificado el fallecimiento, se procederá a la cancelación de las cuentas bancarias del titular. Para ello, se requerirá la presentación de la documentación correspondiente y se realizarán los trámites necesarios para cerrar las cuentas.

4. Transferencia de fondos: En caso de que existan cuentas conjuntas o beneficiarios designados, se deberá solicitar la transferencia de los fondos a las personas indicadas. Esto se realiza a través de la presentación de la documentación pertinente y siguiendo los procedimientos establecidos por el banco.

5. Obtención de certificados: Para llevar a cabo los trámites de sucesión, es necesario obtener diferentes certificados, como el de últimas voluntades, el de seguros de vida, el de titularidad de cuentas y el de saldos bancarios. Estos certificados son requeridos por el notario y por la entidad bancaria para llevar a cabo la liquidación de la herencia.

6. Declaración de herederos: En caso de que no exista testamento, será necesario realizar el trámite de declaración de herederos. Este trámite se realiza ante un notario y es fundamental para determinar quiénes son los herederos legales del fallecido.

7. Liquidación de la herencia: Una vez realizados todos los trámites anteriores, se procederá a la liquidación de la herencia. Esto implica la distribución de los bienes y activos entre los herederos según lo establecido por la ley o por el testamento.

Es importante tener en cuenta que estos trámites pueden variar en función de la legislación de cada país y de las políticas internas de cada entidad bancaria. Por ello, es recomendable acudir a un asesor legal o a un notario para obtener la información precisa y realizar los trámites de forma correcta.

Si estás buscando información sobre los trámites legales que deben realizarse cuando una persona fallece, te recomiendo contactar con Loustau Abogados, un despacho profesional gestionado por Borja Fau. Ellos tienen la experiencia y conocimientos necesarios para ayudarte en este difícil momento. Puedes contactarlos a través de su teléfono 666555444. No dudes en comunicarte con ellos para recibir asesoramiento y resolver todas tus dudas.