Qué pasa si te echan estando de baja

Cuando una persona se encuentra de baja por enfermedad o accidente, tiene protección legal por parte de la Seguridad Social para garantizar su estabilidad laboral. Sin embargo, existen situaciones en las que el empleador puede decidir despedir al trabajador estando este en situación de baja. ¿Qué ocurre en estos casos?

En primer lugar, es importante tener en cuenta que el despido de un empleado estando de baja por enfermedad o accidente es considerado un despido improcedente. Esto significa que el trabajador tiene derecho a recibir una indemnización por despido y a ser readmitido en su puesto de trabajo si así lo desea.

La indemnización por despido improcedente varía en función de la antigüedad del trabajador en la empresa. Según el Estatuto de los Trabajadores en España, la indemnización es de 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades. Sin embargo, existen situaciones específicas en las que la indemnización puede ser menor, como en el caso de las empresas con menos de 25 empleados.

Si el trabajador decide ser readmitido en su puesto de trabajo, el empleador está obligado a reincorporarlo en las mismas condiciones laborales y salariales que tenía antes de la baja. Además, el periodo de baja se considera como tiempo trabajado a efectos de antigüedad, por lo que el trabajador no pierde ningún derecho adquirido durante ese periodo.

Es importante destacar que el empleador no puede despedir a un trabajador estando de baja por motivos de discriminación o represalia. Esto significa que si el empleado considera que ha sido despedido injustamente debido a su situación de baja, tiene derecho a interponer una demanda por despido improcedente y reclamar una indemnización adicional por daños y perjuicios.

Despido mientras estoy de baja, ¿qué ocurre?

Cuando un empleado se encuentra de baja por enfermedad o accidente, está protegido por la legislación laboral en muchos países. Sin embargo, esto no significa que esté completamente a salvo de un despido. A continuación, se detallan algunas consideraciones importantes sobre el despido durante una baja médica:

1. Protección legal: La mayoría de los países tienen leyes que prohíben el despido de un empleado mientras está de baja médica. Estas leyes están diseñadas para proteger los derechos del trabajador y evitar la discriminación por motivos de salud.

2. Causas justificadas: A pesar de la protección legal, hay situaciones en las que un empleador puede despedir a un empleado durante su baja médica. Estas situaciones suelen estar relacionadas con causas justificadas, como un cierre de la empresa, una reestructuración o un incumplimiento grave del empleado.

lll➤   Qué pasa si no acudo a mi puesto de trabajo?

3. Procedimiento adecuado: Si un empleador decide despedir a un empleado durante su baja médica, debe seguir un procedimiento adecuado según la legislación laboral. Esto incluye notificar por escrito al empleado sobre la terminación del contrato, respetar los plazos de preaviso y ofrecer una indemnización en caso de despido injustificado.

4. Posibilidad de impugnación: Si un empleado considera que su despido durante la baja médica es injustificado, puede impugnar la decisión ante las autoridades laborales competentes. Estas autoridades evaluarán el caso y tomarán una decisión basada en la legislación laboral vigente.

5. Reincorporación tras la baja: En algunos casos, un empleado puede ser despedido mientras está de baja médica, pero luego tener derecho a reincorporarse a su puesto una vez finalizada la baja. Esto dependerá de las leyes laborales y de las políticas internas de la empresa.

¿Quién paga si estoy de baja médica y me despiden?

Cuando una persona se encuentra en situación de baja médica y es despedida, surgen dudas sobre quién se hace cargo de los pagos correspondientes. En este caso, es importante tener en cuenta varios aspectos para entender quién asume la responsabilidad económica.

1. La Seguridad Social: Durante la baja médica, la Seguridad Social es la encargada de pagar el subsidio por incapacidad temporal. Este subsidio equivale al 60% de la base reguladora durante los primeros 20 días y al 75% a partir del día 21. Sin embargo, la Seguridad Social solo pagará el subsidio hasta el momento del despido.

2. La indemnización por despido: En caso de despido, la empresa está obligada a pagar una indemnización al trabajador. La cantidad a pagar depende de la causa del despido y de la antigüedad del empleado en la empresa. Esta indemnización no cubre el período de baja médica, sino que corresponde a otros conceptos.

3. La responsabilidad del empleador: El empleador no tiene la obligación de pagar el subsidio por incapacidad temporal durante la baja médica, ya que es responsabilidad de la Seguridad Social. Sin embargo, el empleador debe cumplir con el pago de la indemnización correspondiente al despido.

4. Posibilidad de impugnación: En algunos casos, si el despido se considera improcedente o nulo, el trabajador puede impugnar la decisión y reclamar la reincorporación al puesto de trabajo o una indemnización mayor. En este caso, es importante contar con asesoramiento legal para llevar a cabo los trámites necesarios.

lll➤   Me han estafado con Bitcoin: una experiencia desafortunada y costosa.

La empresa puede despedirte estando de baja

Es importante tener en cuenta que, en algunas circunstancias, la empresa tiene la facultad de despedir a un empleado mientras este se encuentra de baja. Aunque esto pueda parecer injusto o ilegal, existen ciertas situaciones en las que la empresa puede tomar esta decisión.

En primer lugar, es necesario mencionar que la empresa debe justificar adecuadamente el despido y demostrar que existen motivos válidos para tomar esta medida. Algunas de las razones que podrían llevar a un despido durante una baja médica incluyen:

1. Faltas graves o repetidas: Si el empleado ha cometido faltas graves o ha tenido conductas reiteradas que afectan negativamente al desempeño de su trabajo, la empresa puede optar por el despido, incluso estando de baja.

2. Imposibilidad de readaptación: Si el empleado ha sufrido una lesión o enfermedad que le impide realizar su trabajo de manera eficiente y no es posible encontrar una solución o readaptación en el puesto, la empresa puede decidir despedirlo.

3. Reducción de plantilla: En situaciones de crisis económica o reestructuración empresarial, la empresa puede verse obligada a reducir su plantilla, incluso si algunos empleados se encuentran de baja.

Es importante destacar que, en estos casos, la empresa deberá seguir los procedimientos legales establecidos y cumplir con las normativas laborales vigentes en cada país. Esto implica notificar al empleado de su despido por escrito, entregarle la documentación necesaria y proporcionarle las indemnizaciones correspondientes.

Si te encuentras en la situación de haber sido despedido estando de baja y necesitas asesoramiento legal, te invitamos a contactar con Loustau Abogados, un despacho de abogados especializado en este tipo de casos. Dirigido por Borja Fau, su equipo profesional te brindará la ayuda que necesitas. Puedes contactar con ellos a través de su teléfono 666555444. Para más información, no dudes en contactar con Loustau Abogados.