Qué es el tercio de libre disposición y cómo funciona




El tercio de libre disposición es una figura legal que se utiliza en el ámbito sucesorio para permitir al testador disponer de una parte de sus bienes de forma completamente libre y sin restricciones. En el ámbito jurídico, se considera que una persona tiene derecho a disponer de sus bienes como mejor le parezca, pero existen ciertas limitaciones establecidas por la ley para proteger los derechos de los herederos legítimos.

En este sentido, el tercio de libre disposición se utiliza para permitir al testador disponer de hasta un tercio de sus bienes de forma totalmente libre, sin necesidad de respetar las normas de sucesión establecidas por la ley. Esto significa que el testador puede decidir a quién quiere dejar sus bienes, en qué proporción y bajo qué condiciones, sin importar si estas decisiones van en contra de las reglas de sucesión establecidas por la ley.

Es importante destacar que el tercio de libre disposición solo se aplica sobre los bienes que forman parte de la herencia y que no han sido designados como legítimas, es decir, la parte de los bienes que la ley establece que deben ser destinados a los herederos legítimos. Por lo tanto, el tercio de libre disposición no afecta a los derechos de los herederos legítimos sobre su parte de la herencia.




En cuanto al funcionamiento del tercio de libre disposición, es necesario que el testador haga uso de su derecho a través de un testamento, en el cual deberá indicar de forma clara y precisa cómo quiere disponer de dicho tercio. Es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho sucesorio para asegurarse de que el testamento cumpla con todos los requisitos legales y evitar posibles conflictos entre los herederos.

Reparto del tercio de libre disposición

El reparto del tercio de libre disposición es un concepto que se utiliza en el ámbito jurídico y sucesorio para referirse a la distribución de los bienes y patrimonio de una persona fallecida.

Cuando una persona muere, su patrimonio se divide en tres partes: el tercio de legítima, el tercio de mejora y el tercio de libre disposición. Mientras que los dos primeros tienen una distribución obligatoria según la ley, el tercio de libre disposición permite al testador decidir a quién y cómo se repartirán esos bienes.

El tercio de libre disposición es una parte fundamental del testamento, ya que permite al fallecido dejar sus bienes a personas o entidades que no tienen derecho de forma automática. Esto significa que el testador puede elegir libremente a los beneficiarios y establecer las condiciones para recibir esos bienes.

lll➤   Incapacidad permanente total por enfermedad común: un análisis completo

Es importante destacar que el tercio de libre disposición puede ser utilizado para dejar legados a familiares, amigos, instituciones benéficas o cualquier otra persona o entidad que el testador desee beneficiar. Además, el testador puede establecer condiciones específicas para el uso de esos bienes, como que sean utilizados para fines educativos, de investigación, o para la creación de una fundación, por ejemplo.

En el caso de que el testador no haya dejado ninguna disposición sobre el tercio de libre disposición, este se distribuirá según lo establecido por la ley. En general, se considera que el testador tiene total libertad para decidir cómo repartir esta parte de su patrimonio, siempre y cuando no vaya en contra de la ley o de derechos de terceros.

Interrogantes del tercio de libre disposición en un testamento

El tercio de libre disposición en un testamento es una porción de los bienes del testador que puede ser destinada a cualquier persona o entidad de su elección, sin estar sujeta a las disposiciones legales de la legítima. Sin embargo, existen interrogantes o preguntas frecuentes relacionadas a este tercio de libre disposición, que pueden surgir al momento de redactar un testamento. Algunos de estos interrogantes son:

1. ¿Cuál es el límite de disposición en el tercio de libre disposición?
– El tercio de libre disposición puede ser utilizado en su totalidad, sin embargo, es importante tener en cuenta que existen otras porciones de los bienes que están sujetas a las disposiciones legales, como la legítima.

2. ¿Quién puede ser designado como beneficiario del tercio de libre disposición?
– En principio, cualquier persona o entidad puede ser designada como beneficiaria del tercio de libre disposición. Esto incluye a familiares, amigos, fundaciones, asociaciones, entre otros.

3. ¿Es necesario especificar detalladamente cómo se distribuirá el tercio de libre disposición?
– No es necesario especificar detalladamente cómo se distribuirá el tercio de libre disposición, pero es recomendable hacerlo para evitar futuros conflictos entre los herederos o beneficiarios. La redacción clara y precisa de las disposiciones asegura que se cumplan los deseos del testador.

4. ¿Puedo cambiar el beneficiario del tercio de libre disposición en el futuro?
– Sí, es posible cambiar al beneficiario del tercio de libre disposición en cualquier momento antes del fallecimiento del testador. Esto se puede hacer mediante la modificación del testamento o la revocación de disposiciones anteriores.

5. ¿Qué ocurre si no se utiliza todo el tercio de libre disposición?
– Si no se utiliza todo el tercio de libre disposición, el remanente se distribuirá de acuerdo a las disposiciones legales de la legítima. En algunos casos, el remanente puede ser utilizado para cubrir deudas o cargas testamentarias.

6. ¿Puedo destinar el tercio de libre disposición a una causa benéfica?
– Sí, es posible destinar todo o parte del tercio de libre disposición a una causa benéfica, como una fundación o una organización sin fines de lucro. Esto permite al testador contribuir a una causa que considera importante.

lll➤   Obligaciones de los sobrinos para con los tíos, ¡conócelas!

Porcentaje de herencia: libre disposición

En el ámbito de la sucesión hereditaria, existe la figura del porcentaje de herencia denominado «libre disposición». Este término se refiere a la parte de los bienes que el testador puede dejar libremente a quien desee, sin estar sujeto a las legítimas establecidas por la ley.

En muchos países, incluyendo España, existe una legítima estricta que asegura que ciertos herederos (como los hijos) reciban una parte mínima de la herencia. Sin embargo, el porcentaje de herencia de libre disposición permite al testador disponer de una parte de sus bienes sin restricciones y asignarla a personas o entidades de su elección.

Es importante destacar que este porcentaje de libre disposición puede variar según la legislación de cada país. En algunos casos, puede ser un porcentaje fijo, mientras que en otros puede ser un porcentaje variable en función de diferentes circunstancias, como el número de descendientes o el tipo de relación familiar.

La finalidad de este porcentaje de libre disposición es permitir al testador tener autonomía para distribuir sus bienes de acuerdo con sus deseos y voluntades. Esto implica que puede incluir a personas o instituciones que no serían consideradas herederos legítimos, como amigos cercanos, organizaciones benéficas o incluso mascotas.

Es importante tener en cuenta que, a pesar de tener la facultad de disponer libremente de una parte de la herencia, el testador aún debe respetar las legítimas establecidas por la ley. Estas legítimas suelen proteger los derechos de los herederos forzosos, como los descendientes directos, cónyuges o padres.

¿Te has preguntado qué es el tercio de libre disposición y cómo funciona? Si estás interesado en obtener respuestas y necesitas asesoramiento legal, te invitamos a contactar con Loustau Abogados, un despacho profesional gestionado por Borja Fau. Con años de experiencia y un equipo altamente cualificado, estarán encantados de ayudarte en cualquier consulta legal que puedas tener. No dudes en llamar al teléfono 666555444 para contactar con Loustau Abogados. ¡No esperes más y obtén la asesoría legal que necesitas!