Exención de plusvalía por dación en pago: beneficios y requisitos.




La exención de plusvalía por dación en pago es un beneficio legal que permite a los deudores liberarse de la deuda hipotecaria mediante la entrega de la vivienda al banco o entidad financiera. Esta medida fue introducida en España como una respuesta a la crisis financiera y económica que tuvo lugar en los años 2008 y siguientes.

Los beneficios de la exención de plusvalía por dación en pago son varios. En primer lugar, permite a las personas que se encuentran en una situación de insolvencia poder liberarse de la deuda hipotecaria sin tener que hacer frente a los costes añadidos de la plusvalía municipal, que es el impuesto que grava el incremento del valor del terreno donde se ubica la vivienda.

Además, esta exención también beneficia a las entidades financieras, ya que les permite recuperar parte de la deuda contraída por el deudor sin tener que recurrir a procedimientos judiciales o embargos. Esto agiliza el proceso y reduce los costes asociados a la recuperación de la deuda.




Sin embargo, para poder acogerse a la exención de plusvalía por dación en pago, se deben cumplir una serie de requisitos. En primer lugar, es necesario que el deudor se encuentre en una situación de insolvencia, es decir, que no pueda hacer frente al pago de la deuda hipotecaria.

Asimismo, es necesario que el deudor haya intentado previamente negociar con el banco o entidad financiera una solución alternativa a la dación en pago, como la reestructuración de la deuda o la renegociación de las condiciones del préstamo. Si se demuestra que se han agotado todas las vías de negociación, se podrá solicitar la exención de plusvalía por dación en pago.

Otro requisito importante es que la vivienda que se entrega en dación en pago sea la residencia habitual del deudor y que no se trate de una segunda vivienda o de un inmueble destinado a fines comerciales.

Exención de pago de plusvalía: un beneficio fiscal.

La exención de pago de plusvalía es un beneficio fiscal que se otorga a los contribuyentes para evitar el pago de impuestos sobre la ganancia de capital generada por la venta de una propiedad. Este beneficio se aplica en situaciones específicas en las que se cumplen ciertos requisitos establecidos por la legislación tributaria.

Para poder acceder a la exención de pago de plusvalía, es necesario cumplir con los siguientes criterios:

1. La venta de la propiedad debe ser realizada por una persona física o jurídica que haya adquirido la propiedad antes del 31 de diciembre de 1994. Esto significa que solo se pueden beneficiar de esta exención aquellos propietarios que hayan adquirido la propiedad con anterioridad a esa fecha.

lll➤   Cómo evitar la instalación de un ascensor en tu hogar

2. La propiedad debe haber sido adquirida como vivienda habitual. Esto implica que la propiedad debe haber sido utilizada como residencia principal del contribuyente durante al menos tres años antes de la venta.

3. El importe obtenido por la venta de la propiedad debe reinvertirse en la adquisición de otra vivienda habitual en un plazo máximo de dos años. Esta reinversión debe ser realizada en territorio español.

Si se cumplen todos los requisitos mencionados, el contribuyente podrá beneficiarse de la exención de pago de plusvalía y evitar así el pago de impuestos sobre la ganancia de capital generada por la venta de la propiedad.

Es importante tener en cuenta que esta exención no se aplica de forma automática, sino que es necesario realizar los trámites correspondientes y presentar la documentación requerida ante la Agencia Tributaria. Además, es recomendable contar con el asesoramiento de un profesional en materia fiscal para asegurarse de cumplir correctamente con todos los requisitos y procedimientos establecidos.

Pago de plusvalía en dación en pago

La dación en pago es una opción que permite al deudor entregar su vivienda al acreedor a cambio de saldar su deuda. En este caso, el deudor transfiere la propiedad al acreedor para cancelar la deuda, evitando así la ejecución hipotecaria.

Sin embargo, al realizar una dación en pago, el deudor puede enfrentarse a la obligación de pagar la plusvalía municipal. La plusvalía municipal es un impuesto que grava el incremento de valor de los terrenos urbanos en el momento de su transmisión.

En el caso de una dación en pago, se considera que ha habido una transmisión de la propiedad, por lo que el deudor puede ser responsable del pago de la plusvalía municipal. Este impuesto es calculado por el Ayuntamiento y su importe depende del valor catastral del terreno y del número de años que han transcurrido desde la adquisición de la propiedad.

Es importante tener en cuenta que la obligación de pagar la plusvalía municipal en una dación en pago puede variar según la legislación local. Algunos Ayuntamientos han establecido exenciones o bonificaciones en el pago de este impuesto en casos de dación en pago, con el objetivo de facilitar la cancelación de la deuda hipotecaria.

Cómo evitar el pago de la plusvalía

Existen varias estrategias legales que pueden ayudarte a evitar el pago de la plusvalía. Aquí te presento algunas de ellas:

1. Comprobar si realmente hay plusvalía: Antes de iniciar cualquier trámite o pago, es importante verificar si realmente existe una ganancia en la venta de la propiedad. Para ello, es necesario calcular el valor de adquisición y el valor de transmisión, y comparar ambos montos.

lll➤   Resolución de contrato de arrendamiento de local por arrendatario

2. Utilizar la vivienda como residencia habitual: Si la propiedad que se vende ha sido tu residencia habitual durante al menos tres años, es posible estar exento del pago de la plusvalía municipal. Es importante cumplir con los requisitos establecidos por la legislación local para poder beneficiarse de esta exención.

3. Reinvertir el dinero en una nueva vivienda: Otra estrategia eficaz para evitar el pago de la plusvalía es reinvertir el dinero obtenido de la venta en la adquisición de una nueva vivienda en un plazo determinado. Esta opción puede permitirte aplazar el pago o incluso estar exento de él, dependiendo de la normativa vigente en tu país.

4. Realizar una donación: En algunos casos, la donación de la vivienda en lugar de su venta puede ser una alternativa para evitar el pago de la plusvalía. Sin embargo, es importante tener en cuenta las implicaciones fiscales y legales que esta opción conlleva, así como las limitaciones establecidas por la legislación local.

5. Consultar a un asesor fiscal: Ante cualquier duda o situación específica, es recomendable acudir a un asesor fiscal especializado en la materia. Este profesional podrá brindarte información actualizada y personalizada, así como orientarte sobre las mejores estrategias para evitar el pago de la plusvalía de forma legal y segura.

Recuerda que cada país y localidad puede tener regulaciones y normativas distintas en cuanto al pago de la plusvalía. Por ello, es fundamental informarse adecuadamente y cumplir con todas las obligaciones fiscales establecidas por las autoridades competentes.

Si estás interesado en conocer más sobre la exención de plusvalía por dación en pago, te invitamos a contactar con Loustau Abogados, un despacho gestionado por Borja Fau, experto en la materia. Con su amplia experiencia y conocimientos, te brindará asesoramiento legal personalizado y te guiará en los beneficios y requisitos de este proceso. No dudes en llamar al teléfono 666555444 para obtener más información y solicitar una consulta. Confía en Loustau Abogados para resolver tus dudas legales.